La cautividad no es inocua

La cautividad no es inocua

La cautividad no es una tortura tan clara como lo podría ser la tauromaquia, pero provoca un gran sufrimiento, un sufrimiento que tenemos tan normalizado en nuestra sociedad que a menudo somos incapaces de identificarlo. No, la cautividad no es inocua y tiene graves consecuencias para la salud física y psíquica de los animales. Los animales que viven en cautiverio conviven con la frustración y con una serie de comportamientos que no son habituales en sus hábitats naturales. Una muestra clara de la tortura que supone la cautividad en los animales son los comportamientos estereotipados que muestran los individuos en los zoológicos. Las estereotipias son comportamientos repetitivos que no tienen un objetivo o función obvias. Se dan a causa de entornos artificiales que impiden que los individuos puedan satisfacer sus necesidades biológicas. Desarrollan comportamientos que no existen en la naturaleza. Las causas principales de las estereotipias son la frustración, el estrés inevitable, el miedo, las restricciones y la falta de estimulación. Con una sola visita al zoo de Barcelona se puede apreciar el sufrimiento de los animales que ahí viven. Si bien es cierto que algunos individuos ya tenían estereotipias antes de su llegada, éste no ha sido capaz de corregirlas. Las estereotipias se manifiestan en el momento del estrés, de la inadaptación, de la frustración, etc. y se corrigen cuando estos elementos son superados. ZOOXXI elaboró informes que describen las condiciones de vida de diversas especies que actualmente alberga el zoo de Barcelona. Comparan su vida en el hábitat natural y las consecuencias que el cautiverio produce sobre la salud física y psicológica de los individuos que viven...
Entre 3000 y 5000 animales sanos son matados en los zoos europeos

Entre 3000 y 5000 animales sanos son matados en los zoos europeos

“Si después de haber considerado soluciones alternativas, se considera necesario sacrificar un animal, la técnica debe garantizar una muerte rápida sin sufrimiento”, como recoge el manual de buenas prácticas de la Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA). La muerte de animales sanos por cuestiones de gestión, por no saber qué hacer con ellos, una práctica conocida como culling (selección), es legal y se encuentra recogida en el manual de buenas prácticas de las asociaciones europea e internacional de zoos y acuarios (EAZA y WAZA) de las que el zoo de Barcelona forma parte. El Dr. Lesley Dickie, director ejecutivo de la EAZA estima que en un zoológico se mata entre 3.000 y 5.000 animales bajo estos criterios. Hemos seleccionado 4 casos de culling en Europa que tuvieron un gran impacto en la sociedad:   Marius Fue el primer caso de culling que salió a la luz y creó una gran conmoción en la sociedad, pues se llevó a cabo delante de una decena de niños y niñas. Marius era una jirafa de 18 meses que había nacido en el zoológico de Copenhagen. Tras alcanzar su madurez sexual y aunque sana, era considerada genéticamente no apta para su reproducción a futuro. El zoo consultó con al coordinador de la Asociación Europea de Zoos y Acuarios para esta especie y, al no encontrar una alternativa viable según su criterio, se decidió la muerte del joven animal.     Los nilgos del zoo de Barcelona   A finales de 2015 la Asociación Animalista Libera! denunció al Zoo de Barcelona por haber matado a dos crías de nilgo recién nacidas. Para darles...
“Bongo. Pequeña historia de un chimpancé”

“Bongo. Pequeña historia de un chimpancé”

“¿Os imagináis que un día, de repente, os separan de vuestra familia, os encierran a vivir sólo en una jaula y os obligan a hacer tonterías delante de un montón de gente extraña? Así empieza la historia de Bongo, una cría de chimpancé, que tendrá que enfrentarse a una nueva vida”. Hemos tenido la suerte de entrevistar Blanca Martí, profesora, ilustradora y autora del cuento “Bongo. Pequeña historia de un chimpancé” publicado por la Fundación MONA. Esta Fundación es un centro en la provincia de Girona donde se rehabilitan macacos y chimpancés procedentes de situaciones de maltrato. En MONA hay desde animales que han estado en el circo hasta protagonistas de anuncios de televisión, que ahora pueden disfrutar de una segunda oportunidad. Le hemos preguntado a la Blanca sobre ilustración, sobre activismo animalista a través del arte y sobre la infancia.     ¿Cómo llegaste a trabajar para la Fundación MONA?   Empecé hace mucho mucho tiempo como profesora de cursos de dibujo. Con el tiempo empecé a trabajar al Máster de Primatología, haciendo el apartado de ilustración de primates. Siempre hemos tenido muy buena relación. Hace un año me propusieron la idea del cuento “Bongo. Pequeña historia de un chimpancé” y empezamos a trabajar. Escogimos a Bongo porque es la estrella de la Fundación, es el más conocido.   Eres ilustradora de formación y profesión. ¿También por pasión?   Sí. De hecho, mi formación es de Historia del Arte, no vengo ni siquiera del mundo de la ilustración, pero después me fui especializando en ilustración científica porque es el que realmente me gusta. Actualmente no hay ninguna formación,...
Intercambio de animales entre zoos: el tráfico legal del sufrimiento

Intercambio de animales entre zoos: el tráfico legal del sufrimiento

Miles de individuos son intercambiados entre zoos del mundo anualmente. El Living Planet Index ha revelado que las poblaciones globales de animales disminuyeron un 58% entre 1970 y 2012 y que podríamos presenciar un descenso de dos tercios hasta 2020. Paralelamente, el número de zoos en Europa no ha dejado de crecer y fortalecerse. El modelo de conservación que defienden los zoos actualmente se basa en reproducir y mantener animales en cautividad mediante planes de colección y gestión sin efecto alguno en la conservación de los animales en la naturaleza, pues en la gran mayoría de los casos no se contempla la reintroducción de individuos. Estos planes de conservación ex situ conllevan el intercambio masivo de animales entre zoos y dar muerte a aquellos individuos para los que que no encuentran un nuevo destino. Bajo el paraguas legal de la EAZA (Asociación Europea de Zoos y Acuarios), una institución privada de la que forma parte el zoo de Barcelona junto con cerca de 400 zoológicos más, estos centros reproducen animales en cautividad, siendo escasísimos los programas en los que intervienen de forma efectiva para reintroducir sus animales o proteger sus hábitats. Su argumento es que si la especie desaparece en la naturaleza, en los zoos habrá el número suficiente de individuos que garantice salvar la especie, siendo secundario el problema de la imposibilidad de reintroducir a la mayoría de animales criados en cautividad. Es obvio que la disminución de las poblaciones de animales en la naturaleza no son causadas directamente por los zoos, lo que sí es cierto es que la forma de trabajar de los zoos actuales no...
¿Cuando dejarán de haber animales en el zoo?

¿Cuando dejarán de haber animales en el zoo?

El tráfico ilegal de fauna silvestre mueve cerca de 19 mil millones de dólares anuales, una cifra que solo es superada por el dinero que genera el mercado negro de la droga, las armas y la trata de seres humanos. Se trata de una actividad que pone en riesgo la sostenibilidad, la biodiversidad y la viabilidad de algunas especies, además de provocar un enorme sufrimiento a los individuos matados y capturados, así como al grupo familiar cuando uno o varios de sus miembros desaparece para siempre. Se trata de un negocio que sigue estando menos perseguido que otros tipos de comercio ilegal. Cada año se matan una media de 100 tigres, 30.000 elefantes, más de 1.000 rinocerontes y más de 100.000 pangolines. Estamos hablando de que cada día, más de 80 elefantes son matados para obtener el marfil de sus colmillos. Si seguimos a este ritmo en solo 15 años podríamos ser testigos de la desaparición de los elefantes salvajes. Los animales exóticos son matados y capturados por distintas razones, todas fruto del egoísmo humano, del colonialismo de nuestra especie sobre el resto del planeta. Elefantes y tortugas deben morir para que sus dientes o su caparazón sirvan como adorno, reptiles y grandes felinos son cazados para que nos vistamos con sus pieles, rinocerontes y pangolines por las falsas creencias de que sus cuernos y su carne son beneficiosos para nuestra salud, la caza por placer de algunos, especialmente occidentales, es de las prácticas que más vidas se lleva… Además, cualquier animal, desde un loro a un tigre pasando por un mono o una serpiente pueden convertirse en piezas...
Tecnología, educación y conservación efectiva de la biodiversidad

Tecnología, educación y conservación efectiva de la biodiversidad

El modelo de reconversión ZOOXXI lo conforman unos ejes básicos que no se pueden disociar. En este sentido, objeto del presente artículo, la tecnología experimental en el zoo está siempre asociada a un proceso de conservación en la naturaleza, a un modelo educativo y a la sostenibilidad económica. Para entender el alcance de la propuesta hay que conocer cómo se lleva a cabo la conservación de las especies animales, basada en lo que se denomina conservación ex situ o in situ. La conservación ex situ es aquella que se desarrolla sobre el animal, pero fuera de su ambiente natural. La conservación in situ son todas aquellas acciones destinadas a proteger a una especie en su hábitat natural. Los zoos realizan mayoritariamente conservación ex situ de animales exóticos, a través de la cría de animales en cautividad. Las crías nacidas en cautiverio sufren, generalmente, alguno de estos 3 destinos: Se reintroducen en la naturaleza. Opción extremadamente difícil y compleja y la que menos se practica. La mayoría de animales criados en cautividad no saben adaptarse a una vida en un hábitat natural. Se mantienen en cautividad de por vida. Este es el destino de la mayoría. El animal se mantiene en cautividad para que tenga crías que también serán mantenidas en cautividad, y así sucesivamente. El objetivo es garantizar que siempre habrá animales para exponer e intercambiar entre los zoos.  Se matan. Cuando una cría, o la presencia de un individuo, distorsiona la dinámica del grupo cautivo, su integridad genética, o no hay espacio en la instalación, u otras razones que convierten a ese animal en un “excedente” para el...