¿Cuando dejarán de haber animales en el zoo?

¿Cuando dejarán de haber animales en el zoo?

El tráfico ilegal de fauna silvestre mueve cerca de 19 mil millones de dólares anuales, una cifra que solo es superada por el dinero que genera el mercado negro de la droga, las armas y la trata de seres humanos.

Se trata de una actividad que pone en riesgo la sostenibilidad, la biodiversidad y la viabilidad de algunas especies, además de provocar un enorme sufrimiento a los individuos matados y capturados, así como al grupo familiar cuando uno o varios de sus miembros desaparece para siempre.

Se trata de un negocio que sigue estando menos perseguido que otros tipos de comercio ilegal.

Cada año se matan una media de 100 tigres, 30.000 elefantes, más de 1.000 rinocerontes y más de 100.000 pangolines. Estamos hablando de que cada día, más de 80 elefantes son matados para obtener el marfil de sus colmillos. Si seguimos a este ritmo en solo 15 años podríamos ser testigos de la desaparición de los elefantes salvajes.

Los animales exóticos son matados y capturados por distintas razones, todas fruto del egoísmo humano, del colonialismo de nuestra especie sobre el resto del planeta. Elefantes y tortugas deben morir para que sus dientes o su caparazón sirvan como adorno, reptiles y grandes felinos son cazados para que nos vistamos con sus pieles, rinocerontes y pangolines por las falsas creencias de que sus cuernos y su carne son beneficiosos para nuestra salud, la caza por placer de algunos, especialmente occidentales, es de las prácticas que más vidas se lleva… Además, cualquier animal, desde un loro a un tigre pasando por un mono o una serpiente pueden convertirse en piezas maestras de alguna colección personal o pública. De un zoo particular o pasar a ser la mascota de una familia.

Si se tiene en cuenta las condiciones en las que se mueven estos animales de un lado a otro del planeta, y que tan solo un 10% logra sobrevivir, nos haremos una idea de la magnitud del sufrimiento que esta actividad provoca.

Cuando se consiguen decomisar estos animales procedentes de tráfico ilegal, ¿qué se hace con ellos? A día de hoy la mayoría de animales no tienen una política pública que nos dicte qué hacer en estos casos, ni un espacio seguro al que podamos enviar estos individuos en la mayoría de los casos. ¿Y si los zoos, con sus instalaciones y sus profesionales, pudiesen hacer este trabajo de rescate? ZOOXXI propone la creación de la zona de las 3Rs: Rescate, Recuperación y Reubicación, con la que se pretende el rescate de animales de fauna salvaje a través de un modelo que trascienda la actual definición de parque zoològico como “establecimiento (…) que mantiene animales vivos de especies silvestres para su exposición al público”. Este centro recuperará a los animales rescatados y les buscará una nueva ubicación, ya sea la reintroducción en sus hábitats naturales cuando sea posible o el envío a un santuario o reserva. En caso de que no se encuentre una nueva ubicación apropiada para el individuo en cuestión, éste pasará al espacio de observación.

 

“Entonces, ¿el zoo acabará siendo un zoo sin animales?” Nos preguntan a menudo. Ojalá, contestamos, pues eso significaría que la especie humana ha cambiado su forma de tratar al resto de animales del planeta, pues ZOOXXI propone que todos los animales que permanezcan en sus instalaciones sea porque no tienen ningún lugar donde ir. Mientras sigamos maltratando, traficando y encerrando al resto de animales seguirán necesitando un centro de rescate, el zoo seguirá ocupándose de ellos. En un mundo ideal, los zoos dejarían de mantener animales encerrados.