El zoo de La Plata (Argentina) envía una familia de chimpancés a un santuario en Brasil

El zoo de La Plata (Argentina) envía una familia de chimpancés a un santuario en Brasil

» En el Bioparque de la Ciudad de La Plata viven 5 chimpancés agrupados en dos familias, una de dos integrantes (Tomy y Judy) y otra de 3 (Pweke, Punia y Zuri). Esta última es la que partió hacia el santuario de Brasil.

» El destino de esta familia de chimpancés es el santuario de grandes simios de la Asociación Conservacionista ANAMI, en Brasil.

» Este traslado se inscribe dentro del plan de reconversión que el ex zoo ha encarado entendiendo que los animales son sujetos de derechos.

Pweke es un macho de 24 años, Punia es una hembra mayor de 25. Llegaron a lo que era el Jardín Zoológico y Botánico de La Plata en mayo de 2002 desde el Zoológico de Basilea, Suiza, la hembra con siete años y el macho con seis. Ambos son producto de un proyecto de reproducción de dicho zoo, se criaron en el contexto de su especie y llegaron a La Plata como pareja (no pasa lo mismo con la otra familia de dos integrantes, que fueron criados desde muy jóvenes por seres humanos).

Una vez aclimatados en el zoo platense, esta pareja proveniente de Suiza tuvo una hija, Zuri, que hoy tiene 13 años. Zuri es el primer chimpancé que nació en La Plata, vive con sus padres en el mismo ambiente que la otra familia de chimpancés pero no conviven en el mismo espacio ya que están separados por un complejo sistema de puertas debido a los graves problemas de convivencia que hubo en el pasado con los más veteranos.

Es por eso que este traslado hacia el santuario es un paso gigante donde priman las decisiones de alto contenido ético y se busca el bienestar animal ante cualquier otra justificación de permanencia de ejemplares en la institución.

Alejandra García, representante de ZOOXXI en Argentina, reflexionó sobre este traslado en una entrevista: “se trata de una decisión que habla de lo mucho que se ha evolucionado en la consideración ética hacia los animales. Hace años conocí al cuidador más antiguo del Bioparque, Martín Davids. Ha dedicado su vida a los animales con sumo respeto y amor. Tras su jubilación siguió pendiente de ellos hasta culminar con el traslado hacia el santuario en Brasil de esta familia, cumpliendo así un sueño que compartimos con él. Por eso, y hoy con más esperanzas que nunca, las y los empleados sensibles del zoo de La Plata, junto a plataformas como la nuestra que representan el deseo de la sociedad de transformar los zoos, vamos a redoblar nuestros esfuerzos para mantener este rumbo”.