La Fundación Franz Weber y ZOOXXI trabajando por los elefantes en el Convenio Internacional de CITES

La Fundación Franz Weber y ZOOXXI trabajando por los elefantes en el Convenio Internacional de CITES

CITES (la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) permite el comercio internacional de elefantes vivos capturados en la naturaleza si se trasladan a “destinatarios apropiados y aceptables (Resolución Conf. 11.20 (Rev.CoP17). ¿Son los parques zoológicos “destinatarios apropiados y aceptables”?

La semana pasada la Plataforma ZOOXXI, junto con Anna Mulà, nuestra abogada y miembro de la comisión promotora de ZOOXXI, y la Fundación Franz Weber (FFW), asistió al Comité Permanente de CITES para seguir trabajando para proteger a los elefantes africanos de ser capturados en la naturaleza para ser enviados a zoos y a otros centros similares. El primer paso para hacerlo es definir cuáles son los destinatarios apropiados y aceptables que permiten estas capturas de elefantes silvestres. Según se recomendó en la última Conferencia de las partes de CITES celebrada en Johannesburgo (Sudáfrica) en octubre de 2016, las instalaciones adecuadas para albergar y cuidar a los elefantes son aquellas cuya exportación promueva la conservación in situ. Pero, ¿cómo puede la eliminación de individuos de su hábitat proteger a la especie in situ? En este sentido, el grupo especialista en el elefante africano de la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN declaró que no respalda la extracción de elefantes africanos del medio silvestre para ningún uso en cautividad, teniendo en cuenta que no hay beneficio para su conservación in situ.

En el plenario del Comité Permanente, varios países africanos (Nigeria, Burkina Faso, Senegal y Etiopía) intervinieron para pedir el fin de la exportación de jóvenes elefantes africanos capturados vivos para destinarlos a parques zoológicos o instalaciones similares. Expresaron su preocupación por el método cruel, científicamente inapropiado y éticamente inadmisible en la captura y el transporte de animales, así como sobre las condiciones de cautividad en los que se mantienen durante toda su vida en distintos zoos de la Unión Europea y Asia.

 

Estos países se remitieron a un documento titulado Desafíos a las reglas de CITES sobre el comercio internacional de elefantes africanos vivos capturados en la naturaleza” presentado por Burkina Faso y Níger en nombre de varias ONG, entre ellas la Fundación Franz Weber, en el que se ofrecen datos y explicaciones de porqué no debería existir este comercio de elefantes africanos vivos capturados en el medio silvestre para uso en cautividad.

Entre 1990 y 2015, 1.774 elefantes vivos fueron capturados en la naturaleza para ser enviados a circos (583), reintroducidos en el área de distribución natural (497) y a zoos (331). Actualmente se calcula que hay 533 elefantes africanos de origen silvestre en cautividad, 465 en zoológicos y 68 en circos.

Los elefantes africanos son seres extremadamente inteligentes con complejas estructuras sociales respaldadas por fuertes lazos familiares que son fundamentales para el bienestar de todos los individuos. Son animales que están en constante movimiento manteniendo sus mentes estimuladas. Las capturas conllevan separar a los individuos de sus grupos familiares, causandoles un daño físico y psicológico brutal que provocan traumas, enfermedades y muertes tanto en las crías como en sus familiares.

Los elefantes nacidos en los zoos tienen una esperanza de vida media de 17 años, en contraste con los 56 años que viven en la naturaleza. Además, la mortalidad de los individuos nacidos en cautividad durante los primeros dos años de vida es del 30%.

En cuanto a las instalaciones, en Norte América, la media para los espacios exteriores es de 4.000m2 por elefante, en el caso del zoo de Barcelona es de 2.000m2 para las 3 elefantas, mientras que las instalaciones interiores son de 129m2. Teniendo en cuenta que se estima que el espacio necesario para esta especie es de 2km2 por individuo, ¿Pueden las instalaciones de un zoo proveerles de este espacio mínimo?

CITES no ha establecido una guía o unos estándares que determinen que una instalación que reciba elefantes africanos está equipada para proporcionarles el bienestar necesario, lo que redunda en que se tomen decisiones arbitrarias que no están basadas en la ciencia. Como se describe en el informe, aún cuando los expertos han informado de que las instalaciones no están equipadas adecuadamente para albergar elefantes africanos, los individuos han sido capturados e importados a estas instalaciones.

Estos hallazgos coinciden con la opinión de los biólogos de elefantes Joyce Poole y Petter Granli, quienes advirtieron en 2009 que los zoológicos y otras instalaciones que mantienen en cautividad a los elefantes son “lamentablemente inadecuados” para albergar y cuidar adecuadamente de por vida a los elefantes capturados en la naturaleza y separados a la fuerza de sus grupos familiares.

Con el objetivo de seguir con este debate, el Comité Permanente ha creado un “grupo de trabajo entre sesiones” que trabajará hasta el próximo Comité Permanente a celebrarse en octubre de 2018. En dicho grupo de trabajo se encuentra la Fundación Franz Weber, que defenderá la posición de ZOOXXI, así como la WAZA y la EAZA, entre otras organizaciones, y los países, de Sudáfrica, Kenya, Etiopía, China, Japón, Canadá, USA, Argentina, Israel, Suiza, el Reino Unido y los Emiratos Árabes Unidos.