Miércoles 16 de Diciembre de 2020

  • La Plataforma ZOOXXI presenta, ante el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, una denuncia administrativa contra el zoo de Barcelona por negligencia y falta de protocolos adecuados de bienestar, hecho que ha provocado la muerte de numerosos animales. 
  • La denuncia resalta la incapacidad del zoo de proteger animales de condiciones meteorológicas adversas, así como la de proteger a los primates recién nacidos que mueren a los pocos días de nacer por fracturas o posibles agresiones. El zoo continúa sin dar explicaciones de dos casos que ZOOXXI identifica como posible culling, limitándose a decir que estos cadáveres no fueron evaluados.
  • El zoo de Barcelona no recibe ninguna inspección por parte de la Generalitat de Catalunya desde 2012, hecho que propicia unas prácticas impunes, hasta el punto que se constata la ausencia de formación específica ante la llegada de nuevas especies.  

La Plataforma ZOOXXI ha presentado denuncia administrativa, ante el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, contra el parque zoológico de Barcelona por negligencia y carencia de protocolos adecuados de bienestar que han provocado la muerte de animales. Estos hechos suponen una vulneración de la ley estatal de zoos, Ley 31/2003, de conservación de la fauna silvestre en los parques zoológicos y del RDL 2/2008, que aprueba el texto refundido de la ley de protección de los animales en Cataluña.

Después de la aprobación de la iniciativa ciudadana ZOOXXI, el 3 de mayo de 2019, la ordenanza de protección, tenencia y venta de animales se modificó incluyendo un nuevo texto normativo sobre el parque zoológico de Barcelona. Pasado un año de la entrada en vigor del texto, ZOOXXI pidió el listado de animales muertos al zoo de Barcelona y las causas de la muerte de los individuos. El zoo reportó un listado con 143 muertos desde julio de 2019 hasta mayo de 2020. En una primera instancia, el zoo alegó que no podía dar las causas de la muerte, a pesar de que es obligado tenerlas registradas por la ley estatal de zoos, porque no las podía extraer de forma automatizada. Aun así, el zoo afirmaba en su respuesta que las 143 muertes lo habían estado por muerte natural.

ZOOXXI no se quedó conforme con esta respuesta, puesto que pudo comprobar como los zoos que utilizan el mismo sistema de registro internacional que el zoo de Barcelona, extraen de forma automática los datos sobre las causas de muerte, imprescindibles de analizar en la hora de establecer los programas de conservación.

Ante la negativa, ZOOXXI volvió a hacer una petición pidiendo las causas de muerte de 34 individuos en concreto. En esta ocasión sí que obtuvo respuesta. De forma alarmante, pudo comprobar que la mayoría de las causas de mortalidad no eran naturales.

Destacan las muertes de 14 aves que se produjeron entre diciembre de 2019 y enero de 2020 en una misma instalación, coincidiendo con el paso de Dana, primero, y del temporal Glòria, después (temporal muy avisado públicamente). Lo más destacable y grave es que después de un primer episodio de lluvias y muertes en una instalación, el zoo fue incapaz de proteger a los animales restantes, que murieron masivamente, cuando más de un mes después hubo otro episodio de condiciones meteorológicas adversas.

Meses más tarde, dos ejemplares adultos de cigüeñuelas (una ave autóctona) murieron el mismo día 20 de abril de 2020. Ante la denuncia de ZOOXXI que este caso era sospechoso de culling, curiosamente el zoo reportó que los cadáveres de estos animales no habían sido evaluados. En esta ocasión no se practicó ninguna necropsia, el zoo dice textualmente “cadáver no evaluado”. Estas aves tenían 11 años y eran las únicas cigüeñuelas que quedaban en el zoo. En este caso, el zoo no da ningún motivo para descartar el culling o eutanasia de gestión, prohibido por ordenanza. Desde ZOOXXI hemos vuelto a pedir, por cuarta vez, explicaciones sobre estos dos casos en concreto.

En relación a la muerte de primates, 5 individuos murieron antes de cumplir los 30 días y 2 más lo hicieron entre los 2 y los 5 meses de edad, en total 7 primates. Entre las razones que se dan de muerte, en un caso es por fractura y en otros 3 casos por posibles agresiones. Si comparamos con datos de 2017, donde nacieron 13 primates, 9 de los cuales murieron a los pocos días, encontramos que un porcentaje muy elevado de primates que nacen en el zoo de Barcelona no sobreviven. Hemos visto que algunas de las razones de muerte son fracturas y agresiones, por lo cual podríamos estar ante problemas de diseño de las instalaciones y/o de manejo y de carencia de medidas de bienestar.

De las 5 ranas punta de flecha muertas, el zoo no es capaz de hacer la necropsia ni de una de ellas porque todas han sufrido procesos autolíticos (desintegración de células después de la muerte). No obstante, esta cuestión delata una carencia de protocolo pues no es aceptable que se tenga una mortalidad de 5 individuos adultos en poco tiempo y no se sea capaz de hacer la necropsia ni a un solo individuo. De este modo no se pueden detectar posibles problemas de salud en el grupo.

Se denuncian también las lesiones bucales que sufren los hidrosaurios crestados, resultado de darse golpes contra los cristales. Todos los individuos observados sufren una deformación en el hocico y una inflamación de la mucosa oral a consecuencia del traumatismo crónico que sufren y que hace que no puedan cerrar la boca.

Esta situación no es puntual

Obtener información sobre la situación de los animales en el zoo de Barcelona es extremadamente difícil. Incluso, cuando esta información existe, se intenta esconder. Así pasó con un informe elaborado por el Comité de ética en relación a la instalación de los caballitos de mar y que ZOOXXI estuvo reclamando durante 1 año. Este informe lo tenía la dirección del zoo desde mayo de 2019 y, finalmente, fue enviado por la Tercera Tinència de Alcaldía el julio de 2020. Algunas conclusiones de este informe son las siguientes: a causa de la acumulación de muertes en un periodo concreto de tiempo, se sugiere mejorar la trazabilidad de las actuaciones vinculadas al protocolo de urgencia y seguimiento aplicado; se requiere el establecimiento de medidas de control de bienestar de los animales y medidas que permitan una adecuada trazabilidad de los hechos que tuvieron lugar; se sugiere la participación en programas formativos específicos ante la llegada de nuevas especies.

Nos preguntamos cómo es posible que el personal del zoo no reciba formación específica ante la llegada de nuevas especies. Así es evidente que no se pueden garantizar las medidas de bienestar exigidas a la normativa.

Es obvio que esta problemática es estructural, no puntual. El zoo de Barcelona no recibe ninguna inspección por parte de la Generalitat de Catalunya desde 2012, cuando la ley de zoos obliga a hacer inspecciones anuales. Este hecho propicia que el zoo actúe con total impunidad y sin dar ninguna explicación.

Desde ZOOXXI estamos utilizando todos los canales legales para denunciar esta situación, así como el incumplimiento de la ordenanza. Continuamos exigiendo la dimisión de la dirección del zoo, pidiendo que esta responsabilidad se otorgue a través de concurso público, para evitar las elecciones a dedo que se han ido sucediendo con todas las direcciones del parque.

Cría de primate herida. Archivo de FFW
Radiografía fractura tití. Archivo de FFW