Los derechos no humanos

Los derechos no humanos

Steven M. Wise es un académico estadounidense especializado en derecho animal. Enseña esta disciplina en Harvard, en la Facultad de Derecho de Vermont, etc.

Se especializó en derecho animal porque lo que más le ha importado siempre ha sido luchar contra la injusticia, por eso se hizo abogado. Cuando terminó sus estudios se dio cuenta de que los más desprotegidos, los que sufrían más injusticias son los animales, que son invisibles ante la ley.

Es fundador y presidente del proyecto Nonhuman Rights, desde donde trabajan a través de la legislación, las políticas públicas y la educación por el reconocimiento y la protección de los derechos fundamentales de los animales no humanos.

 

 

¿Puede alguien no humano ser una persona?

Sí, alguien no humano puede ser una persona. Una persona no es un concepto biológico, una persona es una entidad que tiene derechos. Por ejemplo, en Nueva Zelanda un río es una persona, un parque nacional es una persona, en Argentina un chimpancé es una persona, etc. No necesitas ser un ser humano para ser una persona

 

¿Qué cualidades son necesarias para ser una persona jurídica?

De hecho no hay ninguna cualidad que necesites para ser una persona. Una persona es alguien que la política pública ha decidido que es lo suficientemente importante para estar representado por la ley y tener derechos.

 

Desde el proyecto Nonhuman rights trabajáis principalmente por los derechos de los primates, los elefantes, los delfines y las ballenas ¿por qué estas especies?

Estamos empezando con estas especies por muchas razones. La principal es que se han hecho muchísimos estudios científicos y sabemos mucho sobre su conciencia. Por lo que sabemos es que tienen una conciencia muy compleja, muy parecida a la nuestra, con la que podemos empatizar.

 

¿Qué derechos se les están privando a los animales en los zoos?

Primero hemos de plantearnos qué es un zoo, ¿están sus mentes siendo respetadas? Los zoos están privando a los animales de la libertad de desplazarse, de vivir en grandes grupos sociales, de buscar su propia comida, la dignidad de no tener a gente mirándote todo el rato, de vivir en un entorno natural y no artificial… En definitiva, de vivir la vida que tendrían en su hábitat natural

 

Hasta la segunda mitad del siglo XX habían humanos encerrados en los zoos occidentales ¿en un futuro sentiremos la misma vergüenza que sentimos hoy por esta insólita realidad que  mantener a los animales encerrados?

No tengo ninguna duda de que en el futuro la gente alucinará de que encerrásemos a los animales no humanos en prisiones del mismo modo en el que en el pasado encerrábamos humanos. La gente se avergonzará de cómo tratábamos a los animales no humanos.

 

¿Cómo trabajáis para garantizar los derechos de los animales no humanos privados de libertad en los zoos?

El proyecto Nonhuman Rights se centra en ganar derechos legales para los animales no humanos y proteger sus intereses fundamentales y lo hacemos de distintas maneras. Una de ellas es trabajar para que nuestros clientes no humanos (chimpancés, elefantes, ballenas, etc.) sean personas jurídicas que tienen derechos. Estamos empezando a trabajar en las legislaciones, en los Ayuntamientos, con grupos legales alrededor del mundo… También trabajamos en educación explicando a la gente qué son los derechos, qué son las personas jurídicas.

 

¿Qué precedentes existen de animales que han sido liberados de zoos?

Por ejemplo está la chimpancé Cecilia en el zoo de Mendoza, Argentina, a la que le concedieron un habeas corpus en noviembre de 2016. Fue declarada una persona no humana y ordenaron que fuera liberada del zoo de Mendoza a un santuario en Brasil.

 

¿Qué modelo educativo deberían implementar los zoos para garantizar que en un futuro se respeten los derechos de los animales?

Según mi experiencia los zoos actuales no implementan una educación significativa. Cuando voy a los zoos me fijo en el modelo educativo que aplican y sobre todo en las conversaciones que tienen las personas que los visitan, y me doy cuenta que apenas hay educación en los zoos. Tener a los animales encerrados en los zoos no aporta educación a la ciudadanía. Hay otras maneras de educar, con las tecnologías inmersivas eres capaz de experimentar cómo viven los animales en la naturaleza, te sientes en medio de su manada. Esto es mucho más educativo que ver a animales trastornados encarcelados en los zoos. Si los zoos realmente están interesados en enseñar sobre los animales deberían invertir en las nuevas tecnologías, es así como la gente aprenderá sobre ellos.

 

¿Crees que la manera más efectiva de garantizar el respeto por los derechos de los animales son las políticas públicas?

La manera de que cualquier entidad reciba derechos es cuando un gobierno decide que es un tema de la política pública. La política pública es la única manera en la que los animales no humanos pueden recibir derechos.

 

Los humanos nos hemos asignado el estatus de personas jurídicas, hemos decidido que entre todos los millones de seres vivos que existen en el planeta somos los únicos con derechos y el resto objetos a nuestro servicio. Sabiendo que los animales sienten y tienen una conciencia equiparable a la humana, ¿no ha llegado el momento de cambiar esta realidad?