Nosotras también pedíamos el cierre del zoo

Nosotras también pedíamos el cierre del zoo

Si los zoos nunca hubiesen existido y mañana llegase alguien diciendo: “¡Acabo de tener una gran idea de negocio! ¿Por qué no cazamos animales de diferentes partes del mundo, los encerramos y los exhibimos para que todo el mundo pueda ver en carne y hueso a los individuos más extraños del planeta?” ¿Sabéis cuál hubiese sido la respuesta de la sociedad actual? El rechazo. Pero no partimos de cero, el zoo no es un lienzo en blanco sobre el que podamos pintar todo lo que desearíamos.

La ONG Libera! (que junto con la Fundación Franz Weber impulsó la campaña ZOOXXI) estuvo durante más de 8 años haciendo protestas en la puerta del zoo de Barcelona pidiendo su cierre. Más de 300 protestas. Tras años de investigaciones paralelas llegaron a la conclusión de que los zoos no se podían cerrar. De la autocrítica nació el proyecto ZOOXXI.

 

Los zoos existen y cerrarlos no es una opción, como muestra el  informe realizado por ZOOXXI en el que se estudia el cierre de 97 zoológicos de todo el mundo por diferentes causas, la mayoría de ellas económicas. La conclusión extraída es que el cierre del zoo sería enormemente perjudicial para los más de 2.000 animales que viven en el zoo de Barcelona a día de hoy. Animales que no pueden devolverse a la naturaleza sin más porque morirían. Estos animales acabarían, en el mejor de los casos, en otros zoos, algo que también les afecta negativamente al cambiar la rutina a la que se han acostumbrado. Otros animales irían a parar a peleterías, cotos de caza o restaurantes de comidas exóticas. Solo una gran minoría de las especies podría ser trasladada a santuarios, probablemente por la falta de oferta.

Pensemos en el caso de los delfines. Tras la noticia de que el zoo de Barcelona cerrará su delfinario no existe ningún santuario que a corto plazo pueda acogerlos. Si no podemos encontrar un santuario para un animal tan carismático como es el delfín, ¿dónde pretendemos enviar al resto de las más de 300 especies que viven en el zoo de Barcelona?

El cierre de estos centros no aliviará el problema de los animales que actualmente se encuentran en cautiverio, solo trasladaría el problema a otra parte. Hay que pasar a otra opción, un centro que pase de utilizar a los animales a convertirse en un centro de provecho para ellos.

ZOOXXI mantiene la semilla libertaria con la se que pedía el cierre, pero eso supondría perder la oportunidad de aprovechar unas instalaciones y unos profesionales capacitados para dar cobijo a todos aquellos animales que no sean  perros y gatos, y que necesiten ser rescatados y recuperados. El cierre supondría perder la oportunidad de reconvertir los zoos de todo el mundo.