Copito de Nieve y la colonia franquista de Barcelona

Copito de Nieve y la colonia franquista de Barcelona

¿Quién no recuerda a Copito de Nieve en su recinto del Zoo de Barcelona enfadado o dándonos la espalda? Lo que quizás pocas personas recuerdan o saben es el vínculo colonial de Barcelona con Guinea, del que el gorila albino acabó siendo un símbolo. Barcelona fue parte interesada de una metrópolis. “Necesitaban” vender al mundo que España seguía siendo una potencia colonial y, con el soporte de las instituciones oficiales franquistas, convirtieron a Guinea Ecuatorial en una fuente de materias primas como el café, el cacao o la madera tropical y en un símbolo de una África enigmática que fue objetivo de científicos y exploradores. En 1959, con el impulso de Antoni Jonch, director del zoo de Barcelona y muy cercano al alcalde Josep Maria de Porcioles, se creó Ikunde, un Centro de Experimentación y Adaptación Animal con un objetivo de investigación, pero también comercial de flora y sobre todo de la fauna local. Ikunde era un espacio financiado por el zoológico de Barcelona, el Museo Etnológico y Parcs i Jardins del Ayuntamiento. Las capturas de animales eran constantes en aquellos años, al tratarse de una colonia española tenía un coste muy económico. En octubre de 1966, unos campesinos guineanos hirieron a un gorila hembra y capturaron a su cría, un gorila albino. Lo vendieron a Jordi Sabater, quien estaba a cargo del centro de aclimatación y conservación de animales de Ikunde. Fue él quien le puso el popular nombre de Copito de Nieve. Cuando Copito tenía poco más de dos años, el 19 de marzo de 1967, fue trasladado a Barcelona como un regalo al alcalde, fue recibido...
El 86% de las especies de la Tierra aún no han sido descubiertas

El 86% de las especies de la Tierra aún no han sido descubiertas

¿Sabías que nuestro planeta es el hogar de 8,7 millones de especies? El ser humano solo conoce 1,2 millones de ellas. Aún somos unos ignorantes, ¿conoces alguna de estas especies?   Pichiciego Este mamífero nocturno habita en la región central de Argentina. Se alimenta principalmente de hormigas y larvas, así como de gusanos, caracoles, plantas y raíces. Cuando se siente amenazado se entierra por completo.   Pulpo Dumbo Es una especie de molusco cefalópodo llamado pulpo Dumbo por sus aletas, parecidas a orejas. Viven a 3.000 o 5.000 metros de profundidad, sin ningún tipo de luz y soportando presiones de hasta 200 atmósferas. Se alimenta de caracoles, gusanos, bivalvos, crustáceos y copépodos.     Rana fantasma Se trata de un anfibio originario de Sudáfrica que habita en arroyos de montaña y sus alrededores. Sus almohadillas adhesivas en los dedos le permiten escalar sobre las rocas de aguas de corrientes rápidas.     Potoo Este ave nocturna habita en Sud América y América Central, así como en las islas caribeñas de Jamaica, Hispaniola y Tobago. Se alimenta de insectos. Vivimos ajenos/as a la mayoría de especies con las que cohabitamos el planeta. Sin darnos cuenta, cada hora 3 especies desaparecen, cada día más de 150 y cada año entre 18.000 y 55.000, en la absoluta mayoría de los casos a consecuencia de la actividad humana. El ritmo actual de pérdida de biodiversidad es 100.000 veces mayor que la que se daría por causas naturales. Estas cifras significan que muchos organismos desaparecerán antes incluso de que sepamos de su existencia. Mientras tanto, los zoos afirman ser centros que conservan la biodiversidad...
La cautividad no es inocua

La cautividad no es inocua

La cautividad no es una tortura tan clara como lo podría ser la tauromaquia, pero provoca un gran sufrimiento, un sufrimiento que tenemos tan normalizado en nuestra sociedad que a menudo somos incapaces de identificarlo. No, la cautividad no es inocua y tiene graves consecuencias para la salud física y psíquica de los animales. Los animales que viven en cautiverio conviven con la frustración y con una serie de comportamientos que no son habituales en sus hábitats naturales. Una muestra clara de la tortura que supone la cautividad en los animales son los comportamientos estereotipados que muestran los individuos en los zoológicos. Las estereotipias son comportamientos repetitivos que no tienen un objetivo o función obvias. Se dan a causa de entornos artificiales que impiden que los individuos puedan satisfacer sus necesidades biológicas. Desarrollan comportamientos que no existen en la naturaleza. Las causas principales de las estereotipias son la frustración, el estrés inevitable, el miedo, las restricciones y la falta de estimulación. Con una sola visita al zoo de Barcelona se puede apreciar el sufrimiento de los animales que ahí viven. Si bien es cierto que algunos individuos ya tenían estereotipias antes de su llegada, éste no ha sido capaz de corregirlas. Las estereotipias se manifiestan en el momento del estrés, de la inadaptación, de la frustración, etc. y se corrigen cuando estos elementos son superados. ZOOXXI elaboró informes que describen las condiciones de vida de diversas especies que actualmente alberga el zoo de Barcelona. Comparan su vida en el hábitat natural y las consecuencias que el cautiverio produce sobre la salud física y psicológica de los individuos que viven...
Entre 3000 y 5000 animales sanos son matados en los zoos europeos

Entre 3000 y 5000 animales sanos son matados en los zoos europeos

“Si después de haber considerado soluciones alternativas, se considera necesario sacrificar un animal, la técnica debe garantizar una muerte rápida sin sufrimiento”, como recoge el manual de buenas prácticas de la Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA). La muerte de animales sanos por cuestiones de gestión, por no saber qué hacer con ellos, una práctica conocida como culling (selección), es legal y se encuentra recogida en el manual de buenas prácticas de las asociaciones europea e internacional de zoos y acuarios (EAZA y WAZA) de las que el zoo de Barcelona forma parte. El Dr. Lesley Dickie, director ejecutivo de la EAZA estima que en un zoológico se mata entre 3.000 y 5.000 animales bajo estos criterios. Hemos seleccionado 4 casos de culling en Europa que tuvieron un gran impacto en la sociedad:   Marius Fue el primer caso de culling que salió a la luz y creó una gran conmoción en la sociedad, pues se llevó a cabo delante de una decena de niños y niñas. Marius era una jirafa de 18 meses que había nacido en el zoológico de Copenhagen. Tras alcanzar su madurez sexual y aunque sana, era considerada genéticamente no apta para su reproducción a futuro. El zoo consultó con al coordinador de la Asociación Europea de Zoos y Acuarios para esta especie y, al no encontrar una alternativa viable según su criterio, se decidió la muerte del joven animal.     Los nilgos del zoo de Barcelona   A finales de 2015 la Asociación Animalista Libera! denunció al Zoo de Barcelona por haber matado a dos crías de nilgo recién nacidas. Para darles...
“Bongo. Pequeña historia de un chimpancé”

“Bongo. Pequeña historia de un chimpancé”

“¿Os imagináis que un día, de repente, os separan de vuestra familia, os encierran a vivir sólo en una jaula y os obligan a hacer tonterías delante de un montón de gente extraña? Así empieza la historia de Bongo, una cría de chimpancé, que tendrá que enfrentarse a una nueva vida”. Hemos tenido la suerte de entrevistar Blanca Martí, profesora, ilustradora y autora del cuento “Bongo. Pequeña historia de un chimpancé” publicado por la Fundación MONA. Esta Fundación es un centro en la provincia de Girona donde se rehabilitan macacos y chimpancés procedentes de situaciones de maltrato. En MONA hay desde animales que han estado en el circo hasta protagonistas de anuncios de televisión, que ahora pueden disfrutar de una segunda oportunidad. Le hemos preguntado a la Blanca sobre ilustración, sobre activismo animalista a través del arte y sobre la infancia.     ¿Cómo llegaste a trabajar para la Fundación MONA?   Empecé hace mucho mucho tiempo como profesora de cursos de dibujo. Con el tiempo empecé a trabajar al Máster de Primatología, haciendo el apartado de ilustración de primates. Siempre hemos tenido muy buena relación. Hace un año me propusieron la idea del cuento “Bongo. Pequeña historia de un chimpancé” y empezamos a trabajar. Escogimos a Bongo porque es la estrella de la Fundación, es el más conocido.   Eres ilustradora de formación y profesión. ¿También por pasión?   Sí. De hecho, mi formación es de Historia del Arte, no vengo ni siquiera del mundo de la ilustración, pero después me fui especializando en ilustración científica porque es el que realmente me gusta. Actualmente no hay ninguna formación,...
Intercambio de animales entre zoos: el tráfico legal del sufrimiento

Intercambio de animales entre zoos: el tráfico legal del sufrimiento

Miles de individuos son intercambiados entre zoos del mundo anualmente. El Living Planet Index ha revelado que las poblaciones globales de animales disminuyeron un 58% entre 1970 y 2012 y que podríamos presenciar un descenso de dos tercios hasta 2020. Paralelamente, el número de zoos en Europa no ha dejado de crecer y fortalecerse. El modelo de conservación que defienden los zoos actualmente se basa en reproducir y mantener animales en cautividad mediante planes de colección y gestión sin efecto alguno en la conservación de los animales en la naturaleza, pues en la gran mayoría de los casos no se contempla la reintroducción de individuos. Estos planes de conservación ex situ conllevan el intercambio masivo de animales entre zoos y dar muerte a aquellos individuos para los que que no encuentran un nuevo destino. Bajo el paraguas legal de la EAZA (Asociación Europea de Zoos y Acuarios), una institución privada de la que forma parte el zoo de Barcelona junto con cerca de 400 zoológicos más, estos centros reproducen animales en cautividad, siendo escasísimos los programas en los que intervienen de forma efectiva para reintroducir sus animales o proteger sus hábitats. Su argumento es que si la especie desaparece en la naturaleza, en los zoos habrá el número suficiente de individuos que garantice salvar la especie, siendo secundario el problema de la imposibilidad de reintroducir a la mayoría de animales criados en cautividad. Es obvio que la disminución de las poblaciones de animales en la naturaleza no son causadas directamente por los zoos, lo que sí es cierto es que la forma de trabajar de los zoos actuales no...